martes, 3 de enero de 2012

No valeis oro , sinceramente no teneis precio. Sois tan grandes que no se como expresaros mi aprecio. Tantos momentos juntas pasamos . Todo recuerdo está en mi corazón, pero son tan grandes que no sé si cabrán dentro. Me ayudasteis en los problemas y reisteis conmigo en los momentos buenos. Gracias a ustedes aprendí a no pintarme sonrisas . Llenarme la vida de color fue mi salvación y sin ninguna palabra pactamos estar siempre juntas (:
No hay prisa, nos queda una vida por delante, mil anécdotas más para recordaros. Gracias por todo lo que habeis hecho por mi, entrasteis en mi vida, sois mis mejores amigas. Le doy gracias a la vida, por darme vuestra amistad.